Conferencia Lausana para la Evangelización Mundial 1974

En 1974 en la Conferencia de Lausana sobre la Evangelización Mundial y Lausana, Suiza, el Dr. Ralph D. Winter fundador del Centro de Misiones de EE.UU. señaló que si siguiéramos mandando los misioneros a los pueblos ya alcanzados nunca íbamos a alcanzar los pueblos no alcanzados que en este tiempo el bueno doctor  estimó en 17,000 pueblos. Hemos avanzado mucho desde 1974 cuando sólo 1% de los misioneros trabajaban con pueblos no alcanzados. Hay miles de pueblos no alcanzados donde una cabeza de playa ha iniciado y muchos otros que ya tienen movimientos de plantación de Iglesias. Sin embargo hoy por hoy las Iglesias siguen insistiendo en mandar a sus misioneros a los pueblos alcanzados. Justin Long en un artículo importante en la más reciente edición de Mission Frontiers señala que TODAVÍA sólo 3 porciento de los misioneros apoyados por las iglesias locales Protestantes trabajan entre pueblos no alcanzados. Y la vasta mayoría del dinero dado a las misiones sigue bendiciendo a lugares llenos de Iglesias. ¿Qué nos pasa? ¿Sucedería que aún los pastores y los miembros de los comités de misiones de las iglesias no lean Romanos 15:20,21? que dice claramente: De esta manera me esforcé en anunciar el evangelio, no donde Cristo ya era conocido, para no edificar sobre el fundamento de otro; 21 sino como está escrito: “AQUELLOS A QUIENES NUNCA LES FUE ANUNCIADO ACERCA DE EL, VERÁN, Y LOS QUE NO HAN OÍDO, ENTENDERÁN.” y 2 Cor. 10:15-17 No nos gloriamos desmedidamente, esto es, en los trabajos de otros, sino tenemos la esperanza de que conforme la fe de ustedes crezca, nosotros seremos, dentro de nuestra esfera, engrandecidos aún más por ustedes, 16 para predicar el evangelio (anunciar las buenas nuevas) aun a las regiones que están más allá de ustedes, y para no gloriarnos en lo que ya se ha hecho en la esfera de otro. 17 Pero EL QUE SE GLORIA, QUE SE GLORÍE EN EL SEÑOR? Es tiempo en este nuevo año de hacer una resolución y un compromiso con Dios de CAMBIAR LA FORMA QUE PENSAMOS SOBRE LAS MISIONES. DEJEMOS DE GLORIARNOS EN OBRAS AJENAS, OBEDEZCAMOS AL SEÑOR Y APOYEMOS A NUEVOS MISIONEROS Y SUS EQUIPOS ENVIADOS DE VERDAD, POR EL ESPÍRITU SANTO, QUE ANUNCIARÁN AL REY JESÚS DONDE NO  HAYAN VISTO LA GLORIA DE DIOS EN LA FAZ DE JESUCRISTO Y DONDE NO HAN OÍDO DE ÉL. ¡POR FIN SEAMOS LA IGLESIA MILITANTE!

Ralph Winter…Buscando a los Pueblos Ocultos

Sí no lo hacemos el Señor de la Cosecha nos llamará a Boquim (En Hebreo significa el lugar de los llorones) y nos llamará a dar cuenta sobre lo que hemos hecho y sobre lo que no hemos hecho. Y sobre nuestra insistencia de hacer las cosas que nos conviene a nosotros pero no son para la Gloria de Cristo, y lloraremos por nuestra desobediencia. Jueces 2:1-5 fue el gran momento de evaluación de la obra de la Comisión de la Conquista de Canaan, la pequeña Gran Comisión dado al pueblo de Israel en los tiempos antiguos. “El ángel del SEÑOR subió de Gilgal (rhs: lugar de la cruz, lugar de la segunda circuncisión) a Boquim (rhs: lugar de evaluación de la obra de la Gran Comsión) y dijo a los Israelitas: “Yo los saqué a ustedes de Egipto y los conduje a la tierra que había prometido a sus padres y les dije: ‘Jamás quebrantaré Mi pacto con ustedes, 2 y en cuanto a ustedes, no harán pacto con los habitantes de esta tierra; sus altares derribarán.’ Pero no Me han obedecido. ¿Qué es esto que han hecho? 3 “Por lo cual también dije: ‘No los echaré de delante de ustedes, sino que serán como espinas en su costado, y sus dioses les serán lazo para ustedes.'” 4 Cuando el ángel del SEÑOR habló estas palabras a todos los Israelitas, el pueblo alzó su voz y lloró. 5 Y llamaron a aquel lugar Boquim (Llorones). Y allí ofrecieron sacrificio al SEÑOR.” Israel no cumplió su comisión de conquistar la tierra prometida en los tiempos de Josué. La comisión dado a Josué fue relativamente fácil a la par de nuestra comisión de Discipular a PANTA TA ETHNE hasta los confines de la tierra. Lo que hace todo esto más temeroso para la Iglesia Evangélica de hoy fue la profecía de Phil Bogosian en un plenario dirigido por Floyd McClung en Lausana II en Manila, Filipinas en 1989. Una advertencia terrible sobre no obedecer lo que Dios nos dijo en 1974. Con todo el mandato fue reafirmado en 1989 en Manila y una vez más lo volvió a clavar en Cape Town, Sudáfrica en 2010. Oremos que Dios nos dé más tiempo y que no nos llame a una triste evaluación como la que vivió Israel en Boquim!

Billy Graham Lausana I

Suscríbete a Nuestro Boletín

Suscríbete a Nuestro Boletín

Recibe las noticias más actuales de nuestras actividades y oportunidades para entrenarse en las misiones fronterizas.

You have Successfully Subscribed!

Share This
%d bloggers like this: