Esta es la segunda parte de un mensaje que introduce a un grupo de jóvenes y adultos y pastores el concepto de discipulado vacacional. Este tipo de discipulado por sería ser un “Game Changer” (cambiador del juego) para el verdadero discipulado de toda nuestros países latinoamericanos. Por demasiado tiempo el discipulado cristiano ha sido orientado al pietismo evangélico personal: 1) Orar, asistir a la Iglesia local, estudiar la biblia y evangelizar. Ni esto hacemos bien. Este tipo de discipulado ha resultado en lo que yo llamo la “feminización de la iglesia local”. ¡Con esta denominativo no me refiero a la participación de mujeres en la vida de la iglesia. No, No, No! Me refiero a que las iglesia locales cristianas son en gran manera irrelevantes para la vida del varón. El típico varón es motivado por cosas prácticas relativos a su trabajo o vocación. Lo que el hace durante la semana es de suma importancia para el varón. (Una vez más repito, que no estoy reduciendo la importancia de la mujer en la Iglesia, créame!) La mente y ánimo del varón tiende a ser orientados a su área de dominio sobre la tierra. Esto llamamos vocación y es la forma que la mayoría de los miembros del sexo masculino de las iglesias cumplen con obediencia a la gran comisión. Trágicamente los pastores y las iglesias no han comprendido esto y como consecuencia ha causado un desinterés muy común entre los varones en la vida de la Iglesia local.

Justo después de haber publicado este post hace media hora encontré esto en facebook sobre la feminización del púlpito americano: La feminización del púlpito americano:

Suscríbete a Nuestro Boletín

Suscríbete a Nuestro Boletín

Recibe las noticias más actuales de nuestras actividades y oportunidades para entrenarse en las misiones fronterizas.

You have Successfully Subscribed!

Share This
%d bloggers like this: