Hay tantas respuestas a esta pregunta como modos de hacer el bien y no el mal. “El amor no hace mal al prójimo” (Romanos 13:10). “[El amor] todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta” (1ra a los Corintios 13:7). Aquí hay algunos elementos, me parece, que necesitamos enfatizar en nuestros días.

[Aclaración: La mención de amar a nuestros enemigos no implica que todos los musulmanes sienten o actúan con enemistad hacia los cristianos. No lo hacen. A menudo son hospitalarios y bondadosos y atentos. La idea es que incluso cuando alguien nos trata con enemistad (de cualquier religión o no-religión), debemos continuar amando.

En nuestro contexto actual necesitamos otra aclaración. Cuando digo que el amor nos llama a hacer el bien en modos prácticos que satisfagan necesidades físicas, no quiero decir que esta ayuda dependa de que los musulmanes se vuelvan cristianos. El amor práctico es un testimonio del amor de Cristo. El testimonio no se oculta donde más se necesita. Las conversiones coaccionadas por la fuerza o por las finanzas contradicen la naturaleza misma de la fe salvadora. La fe salvadora es una aceptación de Jesús como Salvador, Señor, y Tesoro más elevado. Él no es un medio para un tesoro. Él es el Tesoro.] Ver más del artículo dónde el Pastor John te da 9 consejos para amar a los musulmanes de manera sabia y bíblicamente… aqúi.

Fuente: ¿Cómo amaremos a nuestro vecino musulmán? | Desiring God

Suscríbete a Nuestro Boletín

Suscríbete a Nuestro Boletín

Recibe las noticias más actuales de nuestras actividades y oportunidades para entrenarse en las misiones fronterizas.

You have Successfully Subscribed!

Share This
%d bloggers like this: